lunes, 11 de diciembre de 2017

Preparación al parto

Hace un par de semanas cambiaron muchísimas cosas en mi percepción respecto a lo que me enfrentaría en unas semanas. Hemos pasado de otra cesárea programada, con equipo especializado en quirófano (por la presentación podálica de la Pulga y por la placenta marginal y acreta) a un escenario totalmente diferente: Pulga en cefálica, placenta anterior pero no previa, sin signos evidentes de acretismo. 

Como os contaba el viernes esto supuso un shock para mi puesto que mi actitud pasó de ser meramente pasiva (bueno, pues ya me sacarán al bebé como con Habi y punto, una pena perderme un PVDC* y bla bla) a:

- ¡MIERDA! ¡Que me voy al soñado PVDC! ¡Y no se si lo soñaba tanto!

Porque seamos sinceros. Las primeras horas post-shock, me cagué viva. Y es que en esto, señores, soy 100% primeriza. A lo que se suma que no solo no he hecho nada de cara a este parto (con Habi al menos me apunté a natación para embarazadas pero en Mordor el horario es a las 8:30 am así que lo dejé pasar). Vamos que mi forma física se reduce a cero. Por no hablar que he mandado al carajo (siendo fina) a la matrona de la SS. Os lo resumiré en dos sencillos puntos:

viernes, 8 de diciembre de 2017

Semana 33



Bueno, pues ya estamos en la semana 33 según FUR (y en la 32 según la corregida por el equipo médico que me atiende, que ya sabemos que yo fabrico fetos pequeños). La actitud hacia este embarazo ha cambiado radicalmente en esta última semana. 

Y es que desde la ecografía hospitalaria, que aunque me dejó mal sabor de boca por lo que aconteció dentro y fuera de la consulta, he pasado de tener una actitud relativamente pasiva respecto al parto a ser completamente consciente de que, ¡ey! ¡Voy a poder tener un parto normal!

Y como buena preñada hormonada, he pasado por una serie de fases ultra chulis: me he agobiado mucho, me he sentido paralizada y así de pronto, toro por los cuernos y.... ¡susto máximo! ¡Que me quedan 4-7 semanas para prepararme para parir! ¡AAAAAARGH!

Así que lo más reseñable en los síntomas de esta semana 33 ha sido mi explosión planificativa: tengo que aprender mucho, embeberme, leer e informarme de todo lo que no he estado pensando en este segundo embarazo (y reconozcamos que tampoco le presté mucha atención en el primero). Y además, tengo que prepararme físicamente para la posibilidad de vivir un parto vaginal. ¿He dicho ya que en 4-5 semanas estaré a término?

La sintomatología física que me va acompañando esta semana no ha variado más allá de un susto el jueves (lo que viene siendo ayer):

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Jugueteando: cubo de actividades de Alcampo



Acercándose como se acerca la Navidad, aquí anda la Hobbita preparando esta sección como si no hubiera un mañana. Y es que, como ya hice con los dos caballos ganadores del Lidl, hoy vengo a presentaros otro juguete de madera realmente chulo: el cubo de actividades de la marca blanca de Alcampo.



Y es que Alcampo tiene línea propia de juguetes (unos más educativos que otros) y dentro de esa línea hay unos cuantos juguetes de madera de esos que a las hippis zarrapastrosas como yo hacen que nos brillen los ojitos. ¡Y tan baratos como los del Lidl! ¡Y están todo el año y no solo en fechas concretas con lo que no hay hostias para hacerse con uno! <--- punto ganador para el Alcampo (aunque reconozcamos que enviar a los Abuelos el día L a rebuscar a los juguetes tiene su miga :p).



Este juguete llegó a casa las Navidades pasadas vía los abuelos paternos. En realidad no se si lo cogieron los abuelos paternos o el tío Z. porque con todo el pollo que se montó fueron unos Reyes rarunos pero bueno, ahí estaba el regalo. La realidad es que a mi me apasionan este tipo de juegos pero Habi le estuvo haciendo más bien poco caso durante varios meses hasta que se lo escondí y lo volví a sacar allá por sus 18 meses. Y ahí si, el cubo, brilló.

El juguete es otro juguete multiactividad: estimula psicomotricidad fina, la obliga a concentrarse y, por supuesto, le sirve de banqueta para llegar a todas partes. Tiene una parte que es laberinto que le entretiene unos minutos (a la hija de otra amiga, más pequeña (11 meses) le fascinó bastante el laberinto un fin de semana que estuvo en casa). 

1. Laberinto: el típico laberinto de piezas gordas de madera que hay que mover de un lado a otro. No es tan guay como el de IKEA pero reconozcamos que es mucho menos aparatoso y hace su función igual. A Habi le gusta ahora bastante y a la hija de otra amiga, con 11 meses que vino a casa, también le gustó muchísimo. 

2. Encajable: con 21 meses estamos justo en esta etapa. Viene con 4 formas: círculo rojo, triángulo amarillo, cuadrado naranja y cruz azul. Está bien de complejidad, encajan muy bien y tienen colores brillantes y atrayentes. El pero que le veo a esta parte es que el cubo no tiene 'culo' con lo que no es fácil guardar las piezas. Me paso el día buscándolas, se pasan semanas perdidas, mezcladas con otros juguetes... Esa parte es un rollo. ¿Qué les costaba ponerle culo a la caja?



3. Engranajes: tres ruedas de dientes que giran y giran. A Habi la fascinan a ratos y otros ratos me mira en plan 'Pues menudo rollo repollo'. No se si le gustan o no. El caso es que cuando le da por girarlos se puede pasar 15 minutos entretenida y eso es VIDA.



4. Puzzle giratorio/Memory: Dos casas, dos pájaros, dos jaulas.... Hay que girarlo y encontrar la pareja (bien la que es igual: memory; bien la que es complementaria: puzzle). Este juego aún se le queda grande pero le gusta hacer girar las piezas sobre si mismas que es otra forma de sacarle partido al juguete.




5. Sube y baja: a través de un riel, dos círculos con dibujos que suben y bajan alegremente.



Bonus track: Como no podía ser de otra manera, tras meses manipulando el juguete, Habi ya le ha encontrado usos no normativos que metemos en la sección de Bonus Track.

1. Banqueta: la verdad es que este no varía. Para ella, todo juguete con al menos una cara plana es susceptible de ser utilizado como banqueta circense. Y reconozcamoslo, si no tiene cara plana, también ¬_¬ para infarto de sus padres.

2. Encajable... para cucharas: así fue como Habi volvió a coger el juguete. Se había comido un yogur, vio el cubo por ahí en una de nuestras rotaciones, lo cogió, lo manipuló, lo desmontó y se mantuvo entretenida un huevo de tiempo metiendo la cuchara del yogur por la ranura a través de la cual gira el sube y baja. -_-. 

¿Su precio? 12,99€

¿Tenéis por casa juguetes multiactividad de este tipo? ¿Le sacan partido o también va por épocas? ¿Cual es la actividad que más les gusta y con qué edad?

lunes, 4 de diciembre de 2017

Porteo embarazada



A petición popular (¡Hola Lapiz y Pluma!) vengo con un post políticamente incorrecto acerca del porteo cuando la mamá se encuentra en estado de buena esperanza, ello es, oronda como el planeta Júpiter.

Mi recomendación como amante del porteo (nadie podrá decir a estas alturas que no lo defiendo por encima de todas las cosas) es que uséis el carro. Cargar peso no es adecuado en esta situación, la barriga incomoda y la verdad es que cuesta compensar el centro de gravedad.

Sin embargo, se que no siempre nos encontramos en una situación ideal. Un viaje a Oporto, o al pueblo de la abuela (si, si, ese pueblo que algún malnacido construyó en cuesta). O si vivimos en Cuenca (Dios santo, ¿a quien se le ocurrió construir ahí la ciudad?). O, como fue mi caso hasta hace escasas dos semanas, necesidad de coger el metro de Madrid si o si.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Semana 32



La entrada de hoy viene con retraso porque estaba esperando al resultado de la ecografía hospitalaria y así hacer un dos por uno. 

Con respecto a los síntomas, además de los que ya conocéis y que se repiten semana tras semana (ardor de vez en cuando, ciática prácticamente todo el día, sangrado cual zombie por las encías y la nariz...) se le ha juntado desde hace unos días lo que se conoce como síndrome de las piernas inquietas.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Jugueteando: frutas y verduras para cortar



Esta semana estoy que me salgo y no es para menos: salen de nuevo los juguetes de madera del Lidl y ya estoy deseando que la Abuela se lance a las hordas para conseguir todo lo que queremos para este año. De nuevo, Mami Reciente se une al pedido y allá que irán los abuelos maternos a intentar hacerse con todos los juguetes elegidos para este año.

En concreto este juego de frutas y verduras para cortar lo cogimos el año pasado de cara a irlo sacando durante el año. La realidad es que lo sacamos la semana pasada para saber si le mola o no al retoño. ¿Y por qué ahora y no en Navidad? Pues porque si le gustaba, quería encargar a mi madre que comprara el set de carne y pescado y el desayuno (aunque con el desayuno aún dudo si cambiarlo por el kit que trae tostador :/ (Hobbita indecisa a un día del día L, de Lidl).

Como os podéis imaginar dado el encargo, ha sido un éxito. 

martes, 28 de noviembre de 2017

Jugueteando: la tortuga de actividades



Hoy, en la entrada de Jugueteando, os quiero hablar de un juguete que me tiene enamorada (si, a mi) desde que lo vi en el catálogo: la tortuga de actividades de Lidl.

Allá por noviembre suele salir en los supermercados de esta cadena, una tanda de juguetes de madera a un precio imbatible y allá que nos lanzamos los padres y abuelos locos por estos juguetes para hacernos con material para nuestros retoños.

El caso es que, cuando vi a la tortuga en el catálogo (el año pasado ya), me hizo ojitos. Era tan mona y simpática... Aunque había un laberinto chulísimo ofrecido a media página y la tortuga estaba en pequeñito y así como escondida, desde que la vi solo tuve ojos para ella. Y el día L (de Lidl) envié a la Abuela a por un cargamento de juguetes con una única orden: por favor, mamá, la tortuga es prioritaria.